VII Encuentro de lectores del Libro de Urantia

Fecha: Del 28 de abril al 1 de mayo de 2007
Lugar: Benalmádena Costa (Málaga)

El VII Encuentro de Lectores se celebró en el hotel Vistamar, situado en plena Costa del Sol malagueña. Asistieron a este Encuentro 39 personas procedentes de Barcelona, Tarragona, Gerona, Mallorca, Burgos, Vizcaya, Sevilla, Castellón, Madrid y Málaga. Los asistentes de Málaga no se alojaron en el hotel, pero asistieron a los debates y participaron también del ambiente de fraternidad que se respiró durante esos días.

En este Encuentro tratamos sobre el presente y el futuro de nuestro planeta, de acuerdo con lo que se dice en el Libro al respecto. Relacionado con el futuro y con el papel que los lectores del Libro hemos de desempeñar en él, Mariano Pérez presentó el proyecto EDEN (Escuela de Desarrollo Espiritual Natural), un proyecto para dar a conocer las enseñanzas del Libro a los buscadores de la Verdad que todos sabemos que están ahí y a los que de alguna manera queremos llegar.

También hubo actividades opcionales fuera de programa, como la presentación de unos esquemas del Registro Uversano de Personalidades a cargo de Eduardo Altuzarra, así como la proyección de dos documentales sobre la Vía Láctea y la teoría de las supercuerdas. Pero lo mejor, como saben ya los habituales de nuestros encuentros, son los corrillos donde los temas surgen espontáneamente y donde aprovechamos la compañía de espíritus afines para hablar sobre los temas que más nos conmueven y apasionan. Esos momentos donde disfrutamos de la camaradería espiritual son realmente mágicos y nos hacen desear que llegue el próximo Encuentro para volvernos a reunir.

En este Encuentro, como viene siendo habitual durante los últimos años, celebramos también una asamblea de la Asociación Urantia de España, donde informamos a los asistentes sobre los proyectos internacionales y nacionales.

El Encuentro concluyó oficialmente con la reunión de clausura, donde dimos la palabra a los que habían asistido al Encuentro por primera vez para que nos dieran sus impresiones sobre lo que habían vivido durante esos días. También recogimos sugerencias muy valiosas para un próximo Encuentro. En general la valoración fue positiva, y desde la Junta nos alegramos enormemente por ello. Además de asistir un mayor número de personas que el año pasado, vemos que la calidad humana y de los debates sigue siendo alta, lo cual es un buen indicador de la buena salud del movimiento Urantia en nuestro país.